¿No vendes? A todos nos pasa, no te preocupes, más aún si estás empezando, es completamente normal sentirse un poco perdido o frustrado, pero ¿te has puesto a pensar en cuáles son esos detalles por los que NO estás vendiendo? Independientemente de lo que ofrezcas (hablando de ventas en el ámbito de retribución monetaria), hay factores comunes que determinan esto… Así que hablémoslo,  o bueno en este caso, te invito a leerlo, no te lo guardes, tiene solución.

-Es un tema de números: Tal cual, tienes que analizar cuáles son esos números para ti y empezar a ver cada “NO” como un paso más cerca de un “SÍ” es decir, mide tus estadísticas, recibes 1 Sí  por cada 5 No ( 1/5 ) y de esta forma cada que alguien te responda rechazando tu oferta no lo verás como algo negativo o deprimente sino que sabrás que se acerca tu sí.

Con el tiempo irás mejorando tu porcentaje de cierre, no te afanes y disfrutate el proceso.

NO VAYAS CON HAMBRE: Este quiero recalcarlo porque sé que al principio es algo que de cierta forma nos “afana”

Siéntete completamente relajado, mentalízate de que tú no necesitas de esa persona, no necesitas este negocio y por ende no necesitas que esté en el equipo.

Eres un crack, tienes independencia financiera y no te afecta lo que pueda pasar porque no lo necesitas.

Antes de vender repite la frase (puede ser la que quieras pero que te recuerde que eres lo top de lo top)

A veces saturamos a un posible cliente bien sea con información o con nuestra forma de hablarle y expresarle lo que queremos transmitir, pregúntate si tú le comprarías a alguien que te habla como tú le hablas a tus prospectos, desde el saludo y la actitud con la que te comunicas.

¿Te comprarías?

Metete en el papel: Con esto me refiero a que en el momento en el que estás vendiendo lo desligues completamente de lo demás, un ejemplo que explicaban en el podcast que me inspiró a escribir esto era que en una compañía los vendedores al atender llamadas se ponían un sombrero, ¿cool, no? Esto lo que hace es que saques otra faceta de ti y al momento de quitártelo todo lo que ocurrió se va con ese sombrero (no te lo tomes literal pero si quieres ponerte un sombrero, envíanos foto al grupo jeje) el rechazo o mal rato se va cuando te lo quitas y continúas con tu vida normal.

-Ten una vida: Obvio que la tienes, dahh pero me refiero a que empieces a valorarla más, es decir, no te guardes lo que sucede, es bueno desahogarte, hablar con un amigo, compartir con tu familia y darte tus gusticos de vez en cuando. Cuídate, esto influye mucho en tu actitud.

Por último… Tampoco quiero hacerlo tan largo, pero sé que esto te va a servir demasiado. Ten en cuenta esto:

¿Quién soy y cuál es mi rol? Lo explicaré de la siguiente forma

Identidad: Autoimagen y autoestima. Es quien eres como persona, siempre debes ser un 10 aquí, por el simple hecho de ser humano, de ser feliz, de ser capaz.. En caso de que no te sientas así piensa en todo lo que has logrado hasta ahora, sigues vivo, has pasado por un montón de cosas y pudiste con todo, eres admirable.

Rol: esposa,o hijo, ciudadano, CEO. Acá debemos analizar y calificarnos en cada rol de nuestra vida del 1 al 10 y empezar a trabajar en llevar cada uno a la mejor versión.

La importancia de tener la identidad en 10 es que esto permite que reconozcamos nuestros logros, cuando cierras muchas ventas, por ejemplo vas a sentirte súper wow pero si no tienes una identidad en 10 de cierta forma luego te vas a desanimar porque crees que no lo mereces cuando la realidad es que mereces eso y más, así que trabajemos en llevar todo al 10!

Inténtalo y en un mes nos compartes tu experiencia, recuerda nunca conformarte con lo que tienes a tu alcance, ve por más, retate, cúmplete,aprende y busca más información.

Vas a romperla,  ve con toda.

Un abrazo, gracias por leerme  <3

Lau.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *