A todos nos ha pasado que ideamos estrategias “perfectas” y visualizamos panoramas en los que somos 100% exitosos gracias a ellas. Sin embargo, al pasar los días nos damos cuenta que no avanzamos, no vemos los resultados que esperábamos obtener y nos sentimos estancados.

Después de horas de analizar, llegué a la conclusión de que esto ocurre por tres razones, te las contaré:

  1. Queremos todo para ya.
  2. La espera nos desanima.
  3. Dejamos de ser constantes.

 

Si te pones a detallarlas te darás cuenta que de ellas se desprenden muchísimas razones que hacen que pasemos por esta incómoda situación, pero bueno, no nos enfoquemos en el problema sino en la solución.

Recuerda que todo es un proceso, debes tener paciencia y no rendirte cuando las cosas vayan mal, te compartiré algunas cosas que me sirvieron a mi para afrontarlo, sé que te ayudarán:

 

 

 

 

 

Si llegaste hasta aquí quiero agradecerte por leerme, espero que esto sea de gran ayuda y consigas esos resultados que anhelas, siéntete exitoso desde ya, porque el simple hecho de estar aquí te hace alguien diferente 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *